Compartir
170
Frontal de la Epifanía
Sala 15



Tejido e indumentaria

Anónimo

Frontal de la Epifanía

Valencia (?) (tejido y pasamanería); Cataluña, Sant Joan de les Abadesses (bordado)
Segunda mitad del siglo XV
Tejido: urdimbres y trama de seda, terciopelo liso; Pasamanería: seda y oro; Bordado: lino, sedas, plata, oro y lentejuelas de plata
110 x 240 cm
Procedente del monasterio de Sant Joan de les Abadesses (Ripollès)
MEV 1949

Tejido de fondo de terciopelo azul oscuro de un solo cuerpo; urdimbre de fondo y de pelo de seda, trama de seda; hecho en telar terciopelero de lizos y pedales. Fleco de pasamanería de seda roja y oro, hecho en telar de pasamanería. Tejido y fleco seguramente fabricados en Valencia. Decoración con bordados hechos sobre una base de tela de lino puesta en bastidor y aplicados posteriormente sobre el tejido de terciopelo. Los bordados son de sedas policromas a punto de matiz, de figuras, seda matizada, falsa cadeneta, cordoncillo y punto anillado; y de oro y plata a punto tendido, cordoncillo, ajedrezado y relleno. Lentejuelas aplicadas. Una pequeña parte de la decoración está bordada directamente sobre el terciopelo. Seguramente obra de un taller de Sant Joan de les Abadesses. Encargado por Joan de Robira, presbítero, y Jaume Tenes. En la parte superior hay una franja con los cuatro escudos de los comitentes alternados de dos en dos. Dos, sobre fondo de plata con una G que continúa con una cruz en la parte superior, de Joan de Robira; dos con unas tenazas de plata sobre fondo de oro y flores. Debajo de la franja está el fleco de seda y oro. A ambos laterales del frontal hay dos grandes decoraciones iguales, sólo cambia la parte central. Tienen forma octogonal con ocho arcos ojivales, y de la punta de cada uno surge un tallo rodeado de flores y hojas de cardo. La de la derecha del espectador tiene en el centro un águila coronada con las alas extendidas, cuyo cuerpo está bordado directamente sobre el terciopelo. La de la izquierda lleva en el centro el Agnus Dei con el lábaro. Son los símbolos de san Juan Evangelista y de san Juan Bautista, advocación lógica teniendo en cuenta que el frontal se hizo para el monasterio de Sant Joan de les Abadesses. En el centro está la Epifanía, representada con un gran sentido pictórico y bordada y aplicada después sobre el terciopelo. Sobre un zócalo hay un suelo de hierbas y, detrás, una valla de un establo. Cuatro palos con un tejado evocan el pesebre. La Virgen está en el centro de la composición, sentada delante de la valla, con la cabeza cubierta por un velo blanco, túnica y manto con amplios pliegues sobre el suelo. Tiene sentado en el regazo al Niño Jesús, que bendice con la mano derecha; a pesar de estar en el pesebre es un niño mucho mayor que un recién nacido, forma como se suele representar a Jesús en la Epifanía. Detrás de María está san José de pie con la vara florida. Por detrás de la cerca salen las cabezas del buey y de la mula. También hay una figura femenina, vestida contemporáneamente al frontal, que coge con la mano una copa de oro, es una de las comadronas, de las que hablan los evangelios apócrifos, que además de ayudar a la Virgen en el parto son como notarios del nacimiento de Cristo. En el lado izquierdo de la composición están los Reyes Magos. Melchor, con pelo y barba blancos, arrodillado, ya ha entregado la copa con oro que sostiene la comadrona, y va a besar el pie de Jesús. Más en el extremo izquierdo, Gaspar y Baltasar, de pie, llevan sus ofrendas en la mano. El primero, rubio y barbado, señala la estrella que está encima del tejado del pesebre. Baltasar, de piel blanca y sin barba, mira la estrella; aún no estaba fijado en la iconografía de los Reyes Magos el color negro del tercero. Los tres van vestidos como nobles de la segunda mitad del siglo XV y su indumentaria es un buen ejemplo de lo que era la moda cortesana del momento. El bordado de la composición central del frontal es uno de los mejor conservados en Cataluña correspondientes al estilo flamenco de la pintura de aguja; el refinamiento y la perfección de la realización son grandes. Actualmente ha perdido el bordado de las caras de Jesús, María y san José. El cartón es plenamente de estilo huguetiano, pero no hay ninguna documentación que acredite que es obra de Jaume Huguet. Puede estar hecho por un pintor de su círculo o por algunos de sus seguidores.


Sala 15
Planta 1
9-10-11 Gótico
12-13-14 Renacimiento
15-16 Tejido e indumentaria
17 Vidrio